Ciudad de México.- La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos calificó como “grave” que sean las autoridades mexicanas las que defienden la supuesta “verdad histórica” de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, indicando que fueron incinerados en el basurero de Cocula en el 2014.

Mediante una rueda de prensa, la CIDH exhortó nuevamente a las autoridades descartar la hipótesis del basurero, ya son los mismos familiares de las víctimas quienes tampoco confían en ese hecho.

Sin embargo, mediante un comunicado, el Estado de México continúan indicando que no han determinado otra hipótesis más que esa y que se encuentran buscando la manera de agotar todas las líneas de investigación posibles para encontrar la verdad.

De tal manera, el secretario de la Comisión Paulo Abrão, indicó que los familiares de los desaparecidos dijeron que sólo seguirían en el diálogo con el gobierno si emitía un comunicado descartando la tesis del basurero.

Cuestionados por los periodistas acerca de si esa afirmación contradice el pedido de familiares y comisión de descartar la hipótesis del basurero, Abrão dijo que están esperando a que los padres de los desaparecidos se pronuncien al respecto.

De acuerdo con la versión oficial, rechazada por los familiares de las víctimas y descartada por los expertos internacionales de la CIDH, los 43 estudiantes fueron detenidos el 26 de septiembre de 2014 por policías en el municipio de Iguala, Guerrero, y entregados a una célula del grupo criminal Guerreros Unidos, que los mató e incineró en el Basurero de Cocula.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here