Pekín.- Por tercera ocasión en lo que va del año,  Corea del Norte hizo una prueba de ataque, lanzado un misil en la zona de Kalma.

El cual aparentemente resultó ser fallido, ya que al parecer estalló al poco tiempo de ser lanzado.

Así lo dio a conocer el ministerio de Defensa de Corea del Sur y el Ejército Estadounidense durante la mañana del miércoles.

“Hemos detectado un lanzamiento fallido en las proximidades de Kalma. Parece que el misil explotó a los pocos segundos de ser lanzado”, aseguró un portavoz del Comando Pacífico de las fuerza armadas de Estados Unidos, responsable de esa zona.

Inclusive, el pasado 6 de marzo, la capital norcoreana Pyongyang, ya había realizado un ensayo de misiles, en el que uno cayó a tan solo 200 kilómetro de Japón, levantando con esto la alarma en Tokio.

Esta semana el propio líder norcoreano, Kim Jong Un, asistió a otra prueba de un motor de cohete de largo alcance que dijo suponía “un nuevo nacimiento” para su programa de este tipo de proyectiles.

Por su parte un portavoz de Pyongyang explicó que estarán preparándose para un contraataque, alegando que es Estados Unidos quien quiere comenzar la guerra y con la llegada del presidente Dondald Trump (a pesar de que éste ha asegurado no tener interés en llevar a cabo las pruebas nucleares) no desean estar indefensos.

De esta manera, de acuerdo a Choe Myong Nam, el número dos de la representación diplomática de Corea del Norte en la sede de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza) las presentes maniobras militares que realizan los ejércitos de EEUU y Corea del Sur son una amenaza y manifestó que la progresión de su programa de armamento es una respuesta directa a estas prácticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here