Entre tanto, el gobierno de Donald Trump busca apoyo de líderes mundiales a una estrategia que resuelva la guerra civil en Siria.

Durante su visitas a un monumento levantado en honor a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial en Sant’Anna di Stazzema, Italia, el Secretario norteamericano de Estado, Rex Tillerson aprovechó para declarar que Estados Unidos se pondrá de pie frente a agresores que dañen a civiles.

Entre tanto, el gobierno de Donald Trump busca apoyo de líderes mundiales a una estrategia que resuelva la guerra civil en Siria.

Después de colocar una corona de flores en el sitio, el secretario se refirió al ataque químico en Siria la semana pasada, mismo que ocasionó que Estados Unidos bombardeara una base aérea del gobierno sirio.

“Estamos dedicados a hacer responsable a cualquiera que cometa crímenes contra inocentes en cualquier parte en el mundo”, enfatizó Tillerson, y “este lugar será una inspiración para todos nosotros”, dijo refiriéndose al Sant’Anna di Stazzema, la villa toscana donde los nazis masacraron a más de 500 civiles durante la guerra.

No obstante la visita de Tillerson a Europa quedó ensombrecida desde el inicio por la decisión del presidente norteamericano de lanzar misiles contra una base aérea siria como castigo al gobierno del presidente sirio Bashar Assad por el uso de armas químicas.

Por su parte, el funcionario estadounidense planea usar sus encuentros con cancilleres del Grupo de los Siete, un foro normalmente sobre debates económicos, para tratar de persuadir a los principales países de apoyar el plan de Washington.

Tillerson participará en una reunión de países que tienen opiniones similares sobre Siria, incluso varias naciones árabes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here