Ante una audiencia indicó que no desea ser extraditado.

Barcelona.- Javier Nava Soria, presunto cómplice del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, declaró ante un juez que se niega a la extradición que el gobierno mexicano solicita para enfrentar a la justicia.

Luego de ser detenido el pasado miércoles en la ciudad de Cabrils, por una orden de búsqueda de la Interpol, Nava Soria fue puesto a disposición de las autoridades españolas para iniciar el proceso legal en su contra.

Javier Nava Soria es acusado de complicidad de una red de operaciones con recursos de procedencia ilícita de Javier Duarte.

Y es que de acuerdo con el tratado de extradición entre México y España, el gobierno mexicano tiene 45 días para formalizar su demanda de entrega y luego se celebra una visita en la Audiencia Nacional que decidirá al respecto, pero antes el juez tiene que preguntar al detenido.

Según indicó ayer el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, la Procuraduría General de México solicitará a España “con prontitud” la extradición del detenido.

Por su parte, el ex mandatario permanece recluido en un penal en Guatemala como medida de prisión preventiva dictada por un juez, quien también se encuentra en proceso de extradición.

De tal manera, la Procuraduría General de la República informó que dependiendo de la disposición de los detenidos, las extradiciones podrían tomar hasta un año.

A Duarte, quien gobernó del 2010 al 2016 Veracruz, se le acusa en su país de realizar esas supuestas operaciones, de efectuar contratos con empresas fantasmas y de utilizar “testaferros” para transferir recursos públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here