El explosivo tuvo como objetivo los túneles y personal de ISIS

Estados Unidos lanzó hoy por primera vez la mayor bomba no-nuclear, la llamada “Madre de todas las bombas”, según informó el Pentágono.

El explosivo tuvo como objetivo los túneles y personal de ISIS y fue arrojado en la provincia de Nangarhar en Afganistán.

Adam Stump, portavoz del Pentágono, dijo que es la primera vez que se usa la bomba en combate, conocida como GBU-43 y la cual contiene 11 toneladas de explosivos.

El explosivo fue lanzada desde un avión MC-130, operado por las Fuerzas Especiales de la Fuerza Aérea, el cual tuvo como objetivo un complejo de cuevas que se cree que es usado por combatientes del Estado Islámico en el distrito de Achin, en la provincia de Nangarhar, muy cerca de la frontera con Pakistán.

La provincia de Nangarhar, en el este afgano y cerca de la frontera con Pakistán, es la remota región que la que los yihadistas del EI se han asentado para ampliar su presencia en la que llaman provincia de Jorasán (parte de su autodeclarado califato).

“El bombardeo estaba diseñado para minimizar el riesgo para las fuerzas afganas estadounidenses que realizan operaciones sobre el terreno en esa zona, al tiempo que se maximiza la destrucción de combatientes e instalaciones del EI-Jorasán”, explicó el Pentágono en un comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here