Aseguran que la imposición de Cuauhtémoc Blanco como el candidato a gobernador de Morelos por la coalición Juntos Haremos Historia están generando división al interior de Morena.

Tras las declaraciones de Yeidckol Polevnsky de que la candidatura de Cuauhtémoc Blanco es culpa del PES y no de AMLO, la división al interior de Morena se profundiza, prueba de ello es el descontento al que se suman Marcelo Ebrard y Miguel Enrique Lucía Espejo, mientras que Gerardo Fernández Noroña y Félix Salgado Macedonio ven con buenos ojos la candidatura de la exestrella del balompié.

Al respecto, el exfutbolista declaró que continuará en busca de la gubernatura de Morelos a pesar de que la mayoría de los militantes y dirigentes de Morena no lo quieran.

En respaldo al exalcalde de Cuernavaca, Erick Flores, dirigente nacional del PES, declaró que los estatutos de Morena no son suficientes para desaparecer o quitar la candidatura de Blanco.

Agregó que su partido no necesita de Morena para ganar la gubernatura de Morelos, que es el Movimiento de Regeneración Nacional quien necesita de Cuauhtémoc Blanco para ganar la presidencia.

La dirigencia del PES dejó claro que no tolerará más ataques de morenistas en contra de su candidato, pues aseguran que están motivados por las ambiciones personales de Rabindranath Salazar Solorio, quien no supera que López Obrador lo haya hecho a un lado con tal de no fracturar la relación de ambos partidos y que haya respaldado la candidatura de Cuauhtémoc Blanco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here