En su programa radiofónico, Alejandro Villalvazo criticó fuertemente la venta de alcohol en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), ya que al aire mencionó que las instituciones educativas enfrentan serios problemas.

Enfatizó que esta situación ocurre en otras instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde se cuenta con un alto grado de drogadicción entre la comunidad estudiantil.

Hidalgo no es la excepción: hace unos días se levantó la controversia de que las autoridades universitarias encabezadas por el exrector Gerardo Sosa y el rector actual Adolfo Pontigo permitieron la venta de alcohol al interior de la Casa de Estudios.

A pesar de que el jefe de la institución negó y desconoció lo anterior, Sosa invitó a realizar un referéndum entre alumnos y padres de familia para permitir la venta de bebidas embriagantes.

Y es que parece que el exrector de la UAEH desconoce las cifras de alcoholismo que padece la juventud hidalguense.

La UAEH se ha caracterizado por llevar a cabo negocios sin estar regulados, como eventos en donde se vende alcohol en grandes cantidades y recientemente la presencia en cafeterías de bebidas embriagantes.

Estas acciones tienen la finalidad de obtener recursos sin medir las consecuencias entre el alumnado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here