Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, se empeña en defender y justificar la veracidad y origen de su riqueza como empresario y político, sin embargo las matemáticas simples y sus propias declaraciones demuestran lo contrario.

Las dudas comenzaron en Febrero, cuando el abogado Joaquín Adrián Xamán McGregor, en representación de un empresario del sector inmobiliario de Querétaro, señaló irregularidades en operaciones de compra/venta por 54 millones de pesos, donde involucran a una empresa propiedad de Ricardo Anaya.                                                                                                                                                                                    Los cuestionamientos e incertidumbre se intensificaron debido a las sospechas que dejó su enredo inmobiliario y su relación con el empresario Manuel Barreiro.

En entrevista televisiva con el grupo Milenio, fue cuestionado sobre la cantidad de dinero que ganaban mensualmente el y su esposa, Anaya respondió que alrededor de 400 mil pesos.

La revista Proceso obtuvo documentos que revelan que lo ingresos declarados son muy superiores a la cantidad que el refiere.

Proceso señala que entre 2013 y 2016, Carolina Martínez Franco, esposa y socia de Anaya en dos empresas, recibió depósitos a cuentas del banco HSBC por casi 30 millones de pesos, 9 millones adicionales a los ingresos declarados por ambos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here