El aspirante para la alcaldía de Tijuana, Ismael Burgueño evade sus obligaciones parentales al negarse a pagar la pensión de alimentos de sus hijos menores de edad.

De acuerdo al expediente 2251/2015, Burgueño está obligado a entregar el 35% de sus ingresos y prestaciones de ley, así como el pago de 20 mil 225 pesos a favor de Claudia Acosta, ex pareja del político y madre de sus hijos.

La sentencia fue apelada por el maestro tijuanense para evadir el pago de alimentos, esto pese a que la negativa en el pago de este bien para los menores es condenado con cárcel y con su incorporación al Buró de Crédito de morosos alimenticios.

Hay que recordar lo dictaminado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, instancia que decretó que quien incumpla de manera injustificada el pago de pensión alimenticia comete el delito de abandono injustificado de hijos.

Las apelaciones de Burgueño se dan después de que los Magistrados de la Segunda Sala del Tribunal Superior de Justicia del Estado lo condenarán a cumplir con la sentencia emitida por el Juzgado Primero de lo Familiar.

Se declara un hombre con principios sin embargo ha llevado hasta las últimas instancias legales sus apelaciones para no entregar la pensión alimenticia a sus dos hijos.

Queda en evidencia que el aspirante a la presidencia es indiferente al bienestar familiar, de sus hijos y de su ex esposa. Situación preocupante, que genera incertidumbre, por saber si es la persona idónea para combatir el gran problema de inseguridad, llevar a cabo una buena administración pública y enfrentar la crisis migratoria que actualmente atraviesa la ciudad de Tijuana, problemática que requiere de una persona íntegra, comprometida con buenos valores familiares, que trasmita seguridad a los tijuanenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here