De nueva cuenta, un legislador de Morena ha sido acusado de delitos sexuales. Se trata del senador con licencia, Félix Salgado Macedonio, quien fue señalado de abusar, en al menos tres ocasiones, de una mujer que trabajó para él durante 2016, cuando el político dirigía un periódico en Acapulco.

De acuerdo con Milenio, la acusación está plasmada en la carpeta de investigación 12030270100002020117, abierta por la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar del distrito judicial de Tabares, Guerrero, el 28 de diciembre de 2016, y cuya copia se encuentra en posesión del medio.

A pesar de que la denunciante -identificada con las siglas JDC- ratificó su denuncia el 2 de enero de 2017 y presentó diversas pruebas como fotografías de los golpes que recibió en dos ocasiones, así como estudios de médicos particulares que confirmaron que había contraído una enfermedad de transmisión sexual, el expediente fue “enterrado”.

En diciembre de 2016, JDC demandó a Salgado Macedonio por el delito de violación agravada y despido injustificado. La víctima relató que conoció al político cuando él era director de un periódico en Acapulco y ella se encontraba en una plaza comercial donde solicitaba donativos para una fundación que ayudaba a animales en situación de calle.

De acuerdo con el relato de JDC, Salgado no solo le ofreció apoyarla con comida, sino que le dio empleo en enero de 2014, sin saber que dos años después todo cambiaría.

La víctima -que accedió a platicar con el medio de comunicación-, dijo que no cuenta con un domicilio establecido ni trabajo fijo, ya que desde hace dos años debió abandonar Acapulco porque recibió amenazas directas del hoy senador con licencia por Morena.

Además, la mujer dejó su lugar de residencia luego de que la comandante de la policía ministerial Monserrat Carime Rubio Salinas, quien estaba adscrita al área de delitos sexuales de la Fiscalía guerrerense, fue asesinada el 11 de diciembre de 2017, casi un año después de que se hizo cargo de la investigación sobre la denuncia contra Salgado Macedonio. JDC reconoció que fue un error haber tardado tanto en denunciar, pero aseguró que lo hizo por miedo a ser exhibida ante su familia.

De acuerdo con la víctima, la primera ocasión en que fue presuntamente abusada sexualmente por Salgado Macedonio fue el 20 de mayo de 2016, cuando el actual senador con licencia la invitó a su casa en el Fraccionamiento Las Playas, para entregarle una donación para la fundación a la que apoyaba. Al llegar, fue recibida por una empleada de nombre Paty.

Ahí bebió un refresco de sabor extraño. Lo último que recuerda es haberse sentido mareada, para luego desmayarse. Cuando despertó, se encontraba acostada en una recámara, en donde se percató que su ropa estaba fuera de sitio. El mismo Salgado Macedonio se limitó a decirle que todo estaría bien.

Poco tiempo después de lo ocurrido, JDC recibió una llamada de Félix Salgado, quien le aseguró tener videos y fotografías comprometedoras. Para demostrárselo, le envió una de ellas y la mandó llamar a su oficina al día siguiente, donde nuevamente habría abusado de ella, bajo la amenaza de que la acusaría con su esposo quien, de acuerdo con sus testimonios, tiene parentesco con el actual gobernador guerrerense, Héctor Astudillo.

Ese día, además de presuntamente violarla, Salgado Macedonio la habría golpeado en varias ocasiones con un cinturón. Posteriormente, el 5 de julio, nuevamente bajo amenazas de despedirla de su trabajo, el inculpado la habría obligado una vez más a tener relaciones sexuales. La joven temió en ese momento presentar la denuncia por lo ocurrido, debido a que las amenazas fueron constantes.

“He recibido amenazas de muerte para mí, mi familia y mi esposo. Tengo miedo de lo que me pase. Aun así he decidido hacer mi denuncia como debí hacerlo desde el principio”, relató en la denuncia presentada el 28 de diciembre de 2016, dos meses después de haber sido despedida del periódico en el que laboró por casi tres años. Luego de entablar una demanda laboral que llegó hasta la Junta de Conciliación y Arbitraje, la joven recibió su finiquito.

La víctima presentó la denuncia contra Félix Salgado Macedonio junto con fotografías de las lesiones provocadas por los azotes con el cinturón, además de estudios médicos que en julio de 2016 le confirmaron que había adquirido una infección por contacto sexual. Igualmente, anexó una prueba documental con la conversación en la que él la citaba en una casa en la zona de Caleta, en Acapulco.

Además, también acusó que una trabajadora de nombre Patricia fue cómplice de Salgado, pues ella fue quien la recibió la primera vez en la casa del senador con licencia y le dio la bebida que le provocó la pérdida de la conciencia.

Aunque el medio buscó al ex senador y aspirante a la gubernatura de Guerrero para conocer su postura, no obtuvo respuesta. Por su parte, la Fiscalía General de ese estado  se negó a emitir comentarios sobre el estado actual del caso, y sobre si se inició acción penal contra Salgado Macedonio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here