Durante la campaña presidencial del 2018 en la que Jaime Rodríguez Calderón compitió junto con Andrés Manuel López Obrador, el estratega digital Miguel Dávila fue el responsable de construir y ejecutar la guerra sucia contra el candidato de MORENA. 

De acuerdo a una investigación hecha a los recursos reportados durante la campaña de 2018, Miguel Dávila recibió del gobernó estatal sumas de dinero para financiar la elaboración de materiales para desacreditar a Andrés Manuel López Obrador en su tercer intento por la presidencia. 

Los contenidos diseñados por Miguel Dávila y su equipo tenían como propósito desacreditar a a la Cuarta Transformación y golpear la imagen del candidato presidencial a través de la difusión de información falsa. 

Aunado a esto, Dávila habría colaborado con el equipo del candidato del PRI, José Antonio Meade para frenar el avance de López Obrador en el norte del país y dividir la intención de voto entre el priista y Jaime Rodríguez. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here